EL FINO SEGUNTINOA

El refrescante Fino Seguntino tuvo  su origen en el establecimiento del hostelero Boni Anguita. Bebida que surge por casualidad.

 “Todo ocurrió una tarde de agosto después de una novillada. El novillero, Paco Berlanga, apodado EL FINO, llegó a casa Anguita y pidió un refresco para aplacar la sed; año 1947. Boni preparó al azar, ocho partes de gaseosa, la segontia, una de vermut rojo, y por último un golpe de espuma de cerveza” Dando así lugar al famoso fino seguntino.
  
 Por tal motivo, se le hizo a Boni Anguita un homenaje, y recibió el galardón de la viuda de Paco Berlanga.

Anualmente se celebran las jornadas del fino seguntino. “Este fino colosal que al enfermo pone sano y que te convierte en chaval, aunque seas un anciano”(César González Ruano, periodista).
 
Cada año los establecimientos hosteleros se unen a la  ruta refrescante (entre los meses de junio y  julio), nacida para reivindicar un cóctel de invención local que se sirve en todas las barras de la ciudad.

Esta Web utiliza cookies para ofrecer nuestros contenidos y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra
POLÍTICA DE COOKIES X